Vamos aprendiendo mucho: casi tanto como desaprendiendo. La realidad supera las expectativas en casi cualquier actividad en la que nos embarcamos. Y hemos detectado como profesores que el online está bien, pero si lo personalizas, entonces es la bomba. Esto que no se puede hacer masivamente, en número reducido sin embargo sí que lo es y es cuando se alcanza el mayor aprovechamiento e implicación.

La energía es muy importante y normalmente la gestionamos regular. Es uno de los factores que se obvia en la valoración  de proyectos y que resulta a la postre definitiva, tanto como el de las personas escogidas al frente del mismo.

El proceso de toma de decisiones de una inversión o proyecto toma mucho tiempo en la técnica: en la decisión en sí, dejando al albur el equipo que tendrá que desarrollarlo a veces en 2, 5 incluso 10 años o más. Esa es la decisión más importante. Intentamos trasladar estas y otras cuestiones en nuestros cursos, fruto de la experiencia de años por el mundo. Lo fundamental son las personas y sus personalidades.

Qué puedes encontrar por aquí:

Adecuación

El online tiene de bueno la libertad de acceso, pero no por ello perdemos el contacto contigo, puedes personalizar al máximo la formación, vía tutores.

Intensidad

Formación específica y al grano en nuevas organizaciones y gestión del cambio. Los profes somos intensitos y vamos con todo lo que tenemos y más.

Oportunidades

Acceso a comunidad de Change Makers y nuevas profesiones y proyectos que saldrán del PostCovit-19

Unas pistas por allí...

Algunos datos por acá…

Soy Angel Cordero, nacido en Zaragoza. En 1993 tuve mi primer contacto con un grupo organizado de personas en torno a una cooperativa de 288 viviendas para funcionarios de la DGA de Zaragoza. Se fueron sucediendo otras obras para trabajadores municipales del Ayuntamiento de Zaragoza y otras en el ámbito privado. Mi perspectiva desde la empresa de gestión, me permitía percibir en cada asamblea los movimientos y corrientes que nos dominan y como aprender a moverme entre ellas y dejarlas pasar sin que el objetivo común se perdiera en luchas intestinas de egos. Los Consejos Rectores de las mismas y sus tomas de decisiones, que debían someterse a la aprobación posterior por la Asamblea, fueron otra buena escuela en la que me zambullí y en la que la impermanencia y la fragilidad era lo habitual hasta que se llegaba a un acuerdo. El mérito de todo ello, por supuesto, no era mío sino del gerente de la gestora, pero yo observaba a todos con mucha atención además de ser el encargado de levantar acta. Desde entonces me interesó mucho el ámbito de las decisiones en las organizaciones y tuve la oportunidad de trabajar en diversos escenarios y culturas, volviendo a repetirse básicamente los mismos patrones y respuestas con las peculiaridades locales de cada región. Tras el chaparrón de 2008, aguanté trabajando por cuenta ajena hasta 2012, momento en el que decidí cambiar de aires y dedicarme a mi mismo, a mi desarrollo personal. Fruto de esa decisión encontré tiempo y espacio para el auto conocimiento, pilar básico sobre el que, sin tenerlo previsto, fueron surgiendo oportunidades profesionales como profesor, tutor y coordinador de programas formativos en diversos Masters MBAs online y semipresenciales con especialización en Estrategia, Innovación, Transformación Digital y Finanzas. De toda esa siembra, se cosechan estos contenidos y otros más que vendrán y espero compartir contigo para que tengas una mejor vida personal y profesional. Eso sería un buen logro. Bienvenid@. Volví a Zaragoza hace 6 años, tengo una hija en Alicante, y algo de humor negro. Para algo más sobre mí puedes mirar en el «Hola» profesional: https://www.linkedin.com/in/lambrich/ 

En buenas manos.

+ 0
Casos Personalizados
+ 0
Horas lectivas
+ 0
Alumnos = Amigos
Ir arriba
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies